¿Es rentable el autoconsumo?

Estamos ya en el año 2022 y vivimos en España, uno de los países del mundo desarrollado con más horas de sol al año. Todo esto debería convertirnos en el paraíso de la energía proveniente de fuentes renovables y del autoconsumo… y nada más lejos de la realidad.

Aunque todas esas cuestiones nacionales determinan mucho nuestros costes eléctricos, por ahora las dejaremos a un lado. Hoy, en cambio, nos centraremos en qué podemos hacer nosotros en nuestras viviendas para independizarnos de la inutilidad política. Y una de las cosas más inteligentes a nuestro alcance es la instalación de placas solares.

Sin duda, el número de hogares que han decidido adquirir este tipo de instalaciones para el autoconsumo no ha parado de crecer en los últimos 20 años. A continuación veremos todos los aspectos para valorar este tipo de operaciones y damos respuesta a la pregunta sobre si es rentable instalar paneles fotovoltaicos en una casa y lograr el autoconsumo.

Por fortuna, el movimiento de la energía solar parece que va cogiendo ritmo en los últimos años, sobre todo desde la eliminación de ciertas trabas legales. Además, cada vez es más barato y rentable tener en casa una instalación de placas solares.

Los costes de este tipo de montajes han ido disminuyendo de manera constante, año a año. Tanto es así, que se estima que los precios bajan entre un 5 y un 10% anual.

Esto puede hacernos pensar que, en tal caso, siempre es mejor esperar a que el precio siga bajando. Sin embargo, eso es un error de cálculo. En realidad, la amortización anual ya es superior a las bajadas de precios, por lo que lo que más conviene es sumarse cuanto antes a la revolución de las energías renovables

Ante este panorama, es lógico preguntarse si es rentable instalar paneles fotovoltaicos en casa o no. Hasta hay quien se plantea instalar placas solares en su piso. 

Pues bien, la respuesta en prácticamente todos los casos es que SÍ. Eso sí, el nivel de rentabilidad va a depender de muchos factores.

Vamos a estudiarlo todo en detalle.

  • Cuestiones a tener en cuenta a la hora de valorar la rentabilidad de las placas solares

Sin lugar a dudas, hay muchos factores a tener en cuenta para estimar la rentabilidad de colocar paneles fotovoltaicos. El primero de ellos es, claramente, la ubicación en la que van a estar y la cantidad de horas de sol que van a recibir cada día. Está claro que no rinde igual una placa en la península que en las Islas Canarias.

Independientemente de cuánto produce un panel solar por m2, las placas también convierten energía incluso en días nublados o con poca luz, pero menos. 

Lo que se transforma en electricidad es la radiación solar. Y del mismo modo que te puedes quemar la piel en un día nublado, las placas también generan energía esos días. Sí es cierto que muchas veces la radiación y la temperatura van de la mano, pero también puede haber mucha radiación bajo otras circunstancias.

  • Impuestos e impedimentos a la producción solar

Uno de los factores que atemorizó a mucha gente sobre la rentabilidad de las instalaciones de energía solar fue el infame y surrealista impuesto al sol. Esta tributación se lanzó en el año 2015 y trataba de poner trabas económicas a todo aquel que quisiera tener un apoyo de placas solares en su vivienda.

Digamos que existen dos tipos de instalaciones: las que son 100% independientes de la red eléctrica y las que no. Éstas últimas suelen ser las más habituales, dado que es difícil cubrir todas las necesidades energéticas diarias sólo a través de fuentes solares. Además, es más cómodo tener la seguridad de que siempre puedes tirar de la red en caso de avería o exceso puntual de demanda.

Paneles solares en tejado

Es decir, tenías que pagar por regalarle tu energía a la empresa eléctrica. De locos. 

 
  • Vida útil de las instalaciones de autoconsumo

No hay discusión posible en que una instalación de placas solares sale rentable. Eso sí, en función de tu gasto eléctrico y de tus condiciones geográficas, lo será más o menos. 

La vida útil de una instalación de paneles solares es de un mínimo de 25 años. De hecho, muchos fabricantes dan una garantía para todo ese período. Aún así, se estima que la duración real de la instalación, bien cuidada, puede llegar fácilmente a los 35 años.

De este modo, según cálculos generalizados, la amortización de una instalación de autoconsumo suele poder amortizarse en un plazo de entre 7 y 10 años

La parte de las baterías también puede suponer una diferencia sustancial en cuanto al mantenimiento. Gracias a ellas, puedes tener electricidad nocturna para electrodomésticos básicos como una nevera o tu sistema de alarmas, si dispones de uno. Las de plomo y ácido suelen tener una vida útil de 4 a 6 años, mientras que las de litio suelen durar de 10 a 15 años

 
  • ¿Cuál es el precio de instalación de placas solares para vivienda unifamiliar en 2022?

Como decía anteriormente, el precio de los paneles solares cada año se hace más accesible. Del mismo modo, su eficiencia energética no ha parado de crecer con nuevos materiales y tecnologías. La evolución en la última década ha sido espectacular, azuzada por el incremento imparable y desproporcionado del coste de la luz en los hogares.

  • Precio de los paneles fotovoltaicos

Bueno, aquí está la clave de todo. Actualmente existe la posibilidad de hacer una instalación pequeña a partir de 1.000 €, apropiada para pequeñas demandas puntuales de energía. Esto podría servir para una caravana, un barco, un cobertizo o cosas así.

El coste medio de las placas solares ronda actualmente entre los 300 y los 400 €/m2, consiguiendo alrededor de 10-15 kWh mensuales por cada uno de ellos. Para calcular cuántos kWh necesitas, lo que debes hacer es coger una factura de luz y comprobar cuántos has consumido de media en el último período.

Después de eso, sólo tienes que dividirlo entre el número de días que comprenda el período de la factura (30/60 días) y ya sabrás cuánto vas a necesitar. Eso sí, el cálculo más exacto será el de sumar los kWh que has consumido en todo el año y dividirlo entre 365. Pero ten en cuenta que eso te dará una media diaria. En verano e invierno puede que necesites el doble.

Por supuesto, el coste de las placas solares es sólo una parte del coste total. A eso hay que añadir todo lo siguiente:

    • Inversor eléctrico, que convierte la corriente continua de las placas en corriente alterna para los enchufes.
    • Contador bidireccional para determinar la energía que gastas y la que aportas a la red eléctrica.
    • Cuadro de protecciones de corriente continua y alterna.
    • Baterías: aquí el precio puede variar muchísimo dependiendo de su construcción. Las de plomo/ácido las tienes desde menos de 100 €, pero las de litio-ferrofosfato, mucho más duraderas, pueden dispararse por encima de los 1.000 €. 
    • Mano de obra y otros materiales.
    • Legalización y ‘burrocracia’.

Es muy difícil dar una estimación de lo que cuesta una instalación de placas eléctricas porque todas son a medida. Sin embargo, podríamos decir que una instalación media vendría a costar (en el momento de escribir estas líneas) entre 8.000 y 12.000 €.

Por supuesto, esa cifra puede ser menor o mucho mayor. Todo depende de nuestras necesidades. La parte buena de todo esto es que a esas cantidades podemos descontarle el importe de ciertas ayudas económicas que se pueden solicitar.

  • Subvenciones que se otorgan para instalaciones de autoconsumo

Si bien es cierto que actualmente las administraciones miran con buenos ojos este tipo de instalaciones, no todo es tan fácil ni bonito. Hay gente que cree erróneamente que la instalación de placas fotovoltaicas prácticamente te la paga el Estado, y eso no es así.

Actualmente, a nivel burocrático hay luz verde para el autoconsumo energético. Ahora mismo, este tipo de sistemas se están fomentando a nivel gubernamental, lo cual ya es una ayuda en sí mismo. No existen trabas ni impuestos, pero la mayor parte del coste de una instalación sigue recayendo en el usuario final.

Paneles solares en casa

Hay numerosas subvenciones para instalar paneles fotovoltaicos en nuestra vivienda

Realmente sí que existen numerosas subvenciones a nivel regional, tanto a particulares como a empresas. Y es verdad que algunas de ellas pueden permitirte ahorrar hasta el 80% del coste de la instalación, pero esto es más la excepción que la norma y depende mucho de dónde vivas o dónde esté tu vivienda localizada.

También en algunos lugares suele implicar beneficios o ayudas adicionales, como rebajas en el IBI o el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras). 

  • Perspectivas a largo plazo de las instalaciones de autoconsumo

Lo que hasta no hace mucho era un recurso de casas aisladas en mitad del campo y de pandillas de hippies, va a ser norma dentro de nada. Actualmente, toda vivienda de nueva construcción en Europa tiene que cumplir con la nueva normativa EPBD.

Esta ley obliga, entre otras cosas, a que parte del agua caliente o de la calefacción de cada edificio provenga de fuentes renovables. En el caso de España, lo más normal es que se recurra a la energía solar. No obstante, esta cantidad de energía sobre el total varía según la zona geográfica.

Siguen siendo de aplicación consejos elementales de conservación del calor como el uso inteligente de las persianas y las ventanas, así como la utilización racional de la climatización. A pesar de todo, resulta evidente que la tendencia general del mercado va a ir hacia el autoconsumo cada vez a mayor escala.

Esto es una gran noticia para nosotros, pues cada vez habrá mayor oferta de placas solares y más empresas instaladoras. Toda esta competencia hará que los precios sean cada vez más atractivos para todos, y que la amortización de instalaciones fotovoltaicas se produzca mucho antes. 

  • Conclusión: ¿es rentable poner placas solares en casa?

Bueno, si has leído hasta aquí, ya sabes que merece la pena poner placas solares en tu vivienda (y mucho). Otra cosa es que sea fácil o barato, que eso ya es más discutible.

Está claro que, viviendo en un piso comunitario, las opciones a tu alcance son pocas. Y luego, siempre te queda el tema de la inversión. Pero independientemente de eso, lograr el autoconsumo eléctrico está ya al alcance de mucha gente. 
Si algo queda claro es que es rentable instalar paneles fotovoltaicos en tu casa. Pero la cuestión es esa: sirve para una casa unifamiliar, tipo chalet o adosado, con tejado propio o similar. Si no, la cosa está muy complicada, pero sin duda es el futuro al que nos dirigimos.